Innovar mediante el juego y la experimentación

Innovar mediante el juego y la experimentación

El mundo corporativo es exigente y orientado a resultados. El mercado ha sido varias veces comparado con un campo de batalla donde las marcas luchan por sobresalir y superar el desempeño de la competencia. Para agregar más dificultad al asunto, en las últimas décadas las empresas se vieron obligadas a “innovar” o correr el riesgo de ser olvidadas y desaparecer. Rápidamente se dieron cuenta de lo difícil que es destacarse en este campo y algunas optaron por imitar las innovaciones de otros. Sin embargo, fue evidente que en el mercado no basta con “parecer innovador”, hay que serlo.

La innovación y la creatividad no son cuestión de simple insipiración, son capacidades que se deben ejercitar periodicamente y que necesitan de un método para lograr resultados satisfactorios

Antes de ahondar sobre este tema es importante preguntarse ¿Qué dificulta la innovación en las empresas? En gran medida el problema proviene de la forma como operan normalmente las organizaciones. Allí se estandarizan procesos, se trabaja sobre estructuras jerárquicas y cada empleado cumple con determinadas tareas y roles para adaptarse a las dinámicas de la organización. El problema es que la innovación difícilmente puede surgir de un ambiente controlado y predecible. Las empresas experimentan cambios continuamente y las personas que trabajan allí deben saber adaptarse y desarrollar nuevas habilidades. Por estas razones necesitan metodologías que les ayuden a pensar por fuera de sus esquemas y es aquí donde el juego y la experimentación han demostrado un gran potencial para impulsar a las empresas en la dirección correcta.

Innovar es cuestión de método

La experiencia en campos como el arte, el diseño y la música, ha demostrado que la innovación y la creatividad no son cuestión de simple insipiración, son capacidades que se deben desarrollar y que necesitan de un método para obtener resultados satisfactorios. Hoy en día existen diversas maneras de ejercitar la imaginación y la creatividad en las empresas. Mediante talleres, juegos, dinámicas grupales y otras herramientas se crea el contexto adecuado para que las personas se atrevan a expresarse libremente sin temor a equivocarse. Las jerarquías corporativas pasan a un segundo plano y se enfatiza más en la importancia de escuchar,  de observar, de ponerse en los zapatos del otro para ver las cosas desde otra perspectiva. Mediante este enfoque es posible la cocreación y el trabajo en equipo, invitando a los participantes a interactuar, no sólo con personas de su misma especialidad, sino también con profesionales de otras áreas, con los clientes y con los usuarios potenciales.

La antropología y otras ciencias sociales participan en los procesos de innovación para brindar una comprensión de los factores sicológicos y culturales involucrados en el consumo.

En este nuevo ecosistema de juego y experimentación pueden surgir realmente ideas innovadoras que impacten de manera significativa la vida de los clientes y usuarios al estar conectadas con sus experiencias y necesidades. Al tener en cuenta a todas las personas que toman parte en el desarrollo, ejecución, uso y evaluación de un producto o servicio se obtiene una mirada más completa de cada situación. Igualmente, la forma experimental en la cual se producen estas ideas permite evitar el derroche de recursos al lograr identificar problemas o errores en una fase temprana gracias a la participación de todos los involucrados en el proceso creativo.

Metodologías y herramientas actuales

Actualmente existen diferentes metodologías y herramientas para la innovación que tienen un campo de aplicación amplio. Entre las más actuales se encuentran Service Design, SCRUM y UX, donde se utilizan el juego y la experimentación para generar ideas, principalmente para el desarollo de software. Sin embargo, muchos de estos procesos son también aplicables a la creación de otros productos y servicios. El enfoque de estas metodologías es obtener resultados significativos a corto plazo. Por esta razón, usan un sistema de chequeo iterativo para asegurar desde un inicio la mejor experiencia posible al usuario final. Es importante destacar que las ciencias sociales y humanas, como la antropología y la psicología, también son incluidas en estos procesos ya que ofrecen una comprensión de los factores psicológicos y culturales del consumo. Este enfoque multidisciplinar para el desarrollo de productos y servicios es realmente novedoso y actualmente está transformando significativamente tanto el mercado como el mundo corporativo.

En conclusión, las empresas necesitan construir entornos favorables para la innovación que les permitan adaptarse a las nuevas exigencias del mercado. Para lograr esto deben ir más allá de su zona de comfort y comenzar a explorar sus propios caminos hacia la innovación. Para lograr resultados en este campo se necesita paciencia y perseverancia. Las personas necesitan adaptarse a estas nuevas formas de pensar y de hacer las cosas, lo cual lleva su tiempo. Sin embargo, el esfuerzo vale la pena y es necesario porque solo así es posible construir una verdadera cultura de innovación en una organización. Como dice la famosa frase atribuida a Albert Einstein: “Locura es hacer las mismas cosas una  otra vez y esperar resultados diferentes”.

 

Deja un comentario